9 gestos que te pueden ayudar a ahorrar


Muchas veces realizamos acciones de forma tan automática que no nos detenemos a pensar que, si lo hacemos de otra manera, puede resultar más rápido, eficiente y hasta económico.

A continuación, se presenta una serie de gestos que nos pueden ayudar a ahorrar dinero 

Fregar platos con control  El agua no es gratis: un grifo que gotea supone 200€ al año. La mejor forma de controlar su consumo es automatizar gestos como cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes, hacer duchas breves e instalar economizadores en los grifos.

Reclama si crees que no te han atendido bien Una cancelación de vuelo, un retraso, un servicio mal prestado... Son muchas las ocasiones en las que no reclamamos una compensación, ya sea por pereza o desconocimiento. Ponerte en contacto con asociaciones de puede ayudarte.

Para, espera y compra con cabeza ¿Acumulas en casa ropa que no te pones?, ¿artilugios de cocina que no necesitas?, ¿adornos que luego no sabes dónde colocar? Muchas veces adquirimos cosas simplemente porque están bien de precio o por impulso. Antes de comprar, medítalo y huye de la compra compulsiva, que rara vez es acertada.

Pinta las paredes claras y pon espejos Según un estudio europeo uno de los gastos que más nos irritan -así lo afirma el 74%- es dejar las luces encendidas al salir de una habitación. Si aún no formas parte de este grupo, es hora de que tomes conciencia. Puedes controlar el gasto con gestos tan sencillos como encender las luces solo cuando sea necesario (en luz inútil despilfarramos alrededor de 60€ al año), aprovechar al máximo la luz natural descorriendo cortinas y utilizar bombillas de bajo consumo. Pintar la casa con colores claros y colocar espejos de forma estratégica son otras medidas que te ayudarán.

¿Sabes el dinero que llevas? Si no sabes cuánto dinero hay en tu billetero te resultará más difícil controlar lo que gastas. Presupuesta una cantidad semanal y llévala en billetes de diferente cuantía, pues los controlarás mejor. Y no pongas más "por sí acaso". Es más efectivo ceñirse a un presupuesto y llevar un plus de reserva aparte.

Guarda los tiques e incluso folletos
Ser descuidados en este sentido puede salimos caro, pues cualquier reclamación pierde validez si no podemos presentarlo. Conserva también folletos publicitarios -tienen validez jurídica para demostrar publicidad engañosa si luego te cobran de más- y las facturas de suministros.

Organiza tus cupones de descuento
  Las grandes superficies suelen premiar a sus clientes con vales descuento. Organízalos por fechas para que no se te pase el plazo de validez y aprovéchalos haciendo buen acopio de los productos que te ofrezcan.

Repasa todas las facturas De la misma forma que no siempre nos dan el cambio correcto, las facturas de suministros o la cuenta del restaurante u hotel pueden contener errores. Acostúmbrate a darles un repaso y ahorra más dinero del que imaginas. Todos somos humanos y raro es el negocio en el que cuadra todo.

Evita los frenazos bruscos y controla el aire del coche 
Una buena actitud al volante alarga la vida del automóvil y supone un ahorro del 1 5% en carburante. Evita frenazos bruscos, conduce con marchas largas, apaga el motor en paradas largas y no abuses del aire acondicionado. Sale a cuenta.

1 comentarios:

Erasmo Salas dijo...

Valiosos tips!, la idea es siempre ahorrar para luego invertir!

Publicar un comentario

Conozca también

Nota

Esta página solamente procura brindarle información y un panorama muy general sobre el mundo de las inversiones y no pretende inducirle a tomar decisiones de inversión, forma de ahorro o ganar dinero basándose en el texto presentado.